Buena Madre, Mala Madre. ¿Sabes que es el Síndrome de la Madre Impostora?.

Buena Madre, Mala Madre. ¿Sabes que es el Síndrome de la Madre Impostora?.

¿Sientes que eres un fraude como madre?

 

Si miras hacia atrás, hasta ahora ha sido relativamente sencillo cuidar de tu pequeñ@, eras tú la que protegías, ponías normas, y te responsabilizabas de todo su mundo.

 

Justo cuando creías que le estabas pillando el tranquillo, va y se convierte en un adolescente. ¡Madre mía, con lo que se oye sobre ellos y ahora tengo uno en casa! Cambios de humor, quizás ya no te explique tantas cosas como antes, quizás ya no conoces a todos sus amigos e incluso quizás su rendimiento escolar ya no es el que era…

 

Buscas en la Web y hay cientos explicando las maravillas de ser madre, que hacer cuando tu pequeñín hace esto o aquello… pero ¿para los adolescentes? Y muy probablemente sea una de las etapas en las que como padres necesitáis más ayuda. ¿Qué hacer cuando te das cuenta que no puedes más? ¿Cuándo te das cuenta de que no lo sabes gestionar? ¿Dónde buscar? ¿A qué puerta llamar?

 

Leyendo Posts sobre mujeres empresarias llegué a un término que me ha hecho pensar

                                

                                                                                                     “El Síndrome del Impostor”
¿Has leído sobre él? O… ¿has escuchado de qué se trata?

 

Tal cual iba leyendo, me venían a la mente imágenes e ideas, no como empresaria sino como madre. Bueno, no es nada nuevo que relacione la familia con la mayor empresa de mi vida, de nuestras vidas, ya que sin ella lo demás no tiene sentido.

 

Pero a lo que iba: “Síndrome del Impostor” hace referencia al “vértigo” que uno experimenta al empezar una nueva empresa. Hace referencia al sentimiento que muchos empresarios, conferenciantes o profesionales, sienten en alguna ocasión.

 

Al empezar un trabajo o proyecto nuevo sientes que no eres lo suficientemente bueno en lo tuyo y que los demás se van a percatar de ello. Sientes que pasaras a ser un fraude.

 

Un impostor.

 

He leído bastante sobre el tema y la verdad es que me gustaría hacer un paralelismo como madre (o padre) sobretodo de adolescentes:

 

1- Tiene a ver con la Titulitis.

¿Quién te acredita para ser madre? El tener un Postgrado o la titulación necesaria para ejercer una profesión, aparte de ofrecer los conocimientos necesarios para llevarla a cabo, te da SEGURIDAD. Cómo madre (o padre) esta seguridad detrás de un título no existe, no se tiene que estudiar ni examinarte.

Bueno o por lo menos hasta ahora no lo hacíamos. En ésta época de cambios constantes que nos ha tocado vivir, ya podemos estudiar, aprender e incluso desaprender para poder ofrecerles una mejor educación.

 

Hablando con una amiga le dije que yo educo a los míos como personas especiales, ni mejores ni peores que nadie. Simplemente diferentes y que eso les ayuda a entenderse y entender otras maneras de ver la vida.

 

Me comentaba una amiga que ella educó a su hijo como alguien especial pero que no cayó en la segunda parte (ni mejor ni peor) y eso provocó que algunas personas cataloguen a su hijo de prepotente.

 

Es una suerte que ahora podamos formarnos.

 

2- Con la falta de práctica

Cómo profesional, antes de lanzarte a la piscina puedes hacer prácticas que pueden o no ser remuneradas pero que te capacitan en el mundo laboral para desempeñar tú función.

Como madre, esta opción no es viable, nos tiramos directamente a la piscina, cruzando los dedos, intentando con todas nuestras fuerzas que salga bien a la primera y el resultado no se ve de manera inmediata sino… con el tiempo, veremos en que se han convertido nuestros hijos.

 

Esto si da vértigo.

 

Pero nos podemos apoyar en la experiencia de otras madres que han estado donde nosotras nos encontramos ahora. No estamos solas ni tenemos porque sentirnos así.

 

3- Con dar pasos pequeños para conseguir grandes logros
No hace falta (y tampoco podríamos) dar grandes zancadas para ver los progresos.

Ten en cuenta que la confianza se consigue sobre el terreno.

 

• Si durante su infancia has sido demasiado permisiva, puede que ahora te toque PACTAR, pero ¡Cuidado! No vale todo.

 

• Si has sido muy rígida, puede que ahora te toque aflojar si quieres conseguir una comunicación fluida basada en la confianza.

 

No les des más vueltas al tema las emociones como el Miedo, la Frustración, el sentimiento de Incredulidad, indefensión e incluso de ese Amor de Madre que llega a doler de lo mucho que lo quieres, las tenemos para que nos muestren el camino a seguir, si hay algún tema en el que debemos mejorar o no…
Con los pequeños pasos conseguirás pequeños logros que de manera constante te llevarán a los grandes logros y a conseguir esa Seguridad.

 

4- Con saber que quieres conseguir. Marcarte objetivos claros, alcanzables, ecológicos…
Debes tener claro el objetivo final. Escúchale, dale el espacio que necesita pero caminando a su lado, debe saber que cuando te necesite estarás a su lado que no será necesario ir a buscarte lejos pero sin sentirse prisioner@.

 

Por ello, cuando hables, debes tener bien claro cuál es tu objetivo final y no dedicarte a decir que es lo que debería hacer para hacerlo bien.

 

Escúchale pero con todos tus sentidos, debes escuchar, no sólo oír, lo que te tiene que decir.

 

 

 

El miedo es parte de tu evolución. No eres una mala madre, estas aquí por lo tanto te interesas e intentas llegar un poco más allá para poder ofrecerle las herramientas que harán de tu hij@ una gran persona.

 

                                                        Tiene suerte, eres la mejor madre que podría haber tenido.

 

 

Valeria

 

 

 

 

 

 

Edith Lando
Coach del Talento y las Emociones.
WWW.edithlando.es

 

 

Sobre la autora:
Edith Lando, “Coach del Talento y las Emociones”, Te enseña técnicas las estrategias necesarias en la Educación del S. XXI. Si quieres dedicarle el tiempo necesario para Educar a tus hijos en la Gestión de sus Emociones, a descubrir sus TALENTOS, disfrutando de tú familia y preparando a tus hijos para que el futuro sepan quienes Son independientemente de en qué trabajen.
Inscríbete para recibir Información todas las semanas sobre la Educación en el SXXI.
Totalmente gratis. Rellenando el siguiente formulario. Sin Spam y privacidad garantizada.

No Comments

Post a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.